La Nintendo PlayStation oficialmente ha entrado en subasta

La Nintendo PlayStation es fácilmente uno de los artefactos más importantes en la historia de los juegos. Creada por Nintendo y Sony como complemento de la Super Nintendo en 1991, el proyecto fue cancelado, lo que llevó a Sony a tomar la fatídica decisión de entrar en la industria de los videojuegos por su cuenta.

Mientras tanto, Nintendo se alió con Philips para el desastroso CD-i, que resultó en un trío de juegos de Zelda que será mejor dejar en el olvido. En 2009, sin embargo, el prototipo Nintendo Play Station acabó en manos de Terry Diebold, quien sin saberlo compró el artículo en un lote de propiedad abandonada que antes pertenecía a un antiguo ejecutivo de Sony.

Hoy, el artículo se puso a la venta en Heritage Auctions, y la puja actual es de 15.500 dólares, al momento de escribir esta nota.

No se puede exagerar lo diferente que podría haber sido la industria de los videojuegos si la Nintendo PlayStation se hubiera lanzado en general. Es imposible saber si la consola habría sido un éxito o no, pero el panorama de toda la industria de los videojuegos habría sido muy diferente si la asociación hubiera ido más allá.

Tras la disolución de su relación de trabajo, Sony lanzó su propia versión de PlayStation, que revolucionó por completo la industria de los videojuegos. Desde el debut de la PlayStation en 1994, Nintendo ha lanzado una serie de sistemas y consolas de éxito, pero Sony ha seguido siendo el líder del mercado.

Será interesante ver cuánto consigue el artículo en una subasta. El precio más alto que se ha pagado por un videojuego es una copia de Super Mario Bros. sellada, que se vendió por 100.150 dólares el año pasado. La Nintendo PlayStation, sin embargo, es mucho más grande que cualquier otro juego, y un coleccionista tendrá que ofrecer bastante para la oportunidad de añadirlo a su colección.

No importa por cuánto se venda el sistema, marcará un momento histórico en la historia de los videojuegos. La subasta termina en 22 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *